Antes de comenzar simplemente comentaremos que en candado.net estamos interesados en aconsejaros sobre los mejores modelos de candados de todo tipo. Por lo que entendemos que el hecho de romper o querer abrir un candado significa que has perdido la llave, la combinación o la clave, y por tanto esta información aquí vertida nunca debe ser usada para fines ilegales o inmorales, sino para solucionar un problema ocasionado por un descuido.

IMPORTANTE: recuerda NO utilizar ninguno de estos métodos para abrir un candado ajeno o del cual no tienes permiso para hacerlo.
Esto supondría una ilegalidad que en absoluto apoyamos desde candado.net.

🔒Consideraciones previas antes de forzar un candado

Vamos a dividir los métodos para abrir un candado en dos.

  1. Métodos sin romperlo, aquellos en los que forzamos el candado pero manteniéndolo intacto. Es decir, en cierto modo “engañamos” al candado para hacer que se abra pero sin utilizar el método originalmente dispuesto para ello, ya sea introducir la llave original del mismo o su combinación en caso de conocerla.
  2. Métodos destructivos, es decir, métodos de abrir un candado pero que suponen su rotura total o parcial y por tanto seguramente su cese de funcionalidad.

Como es obvio, recomendamos primero recurrir a los métodos del punto 1, con los que conseguiremos abrir nuestro candado pero poder seguir utilizándolo más a menudo. En el caso de los candados de combinación, además, puede servir para recordarnos cuál era la combinación correcta para su apertura.

Comenzamos con los métodos que nos permitirán abrir un candado del cual no hemos perdido la llave o la clave sin necesidad de causarle desperfectos ni romperlo.

Cómo abrir un candado sin romperlo

Como abrir o romper un candadoDividimos a su vez estos métodos en 2 en función del tipo de candado que queremos abrir. Por un lado los candados tradicionales de llave, y por otro los de combinación mediante secuencia numérica normalmente.

Con estos métodos vamos a intentar engañar al candado para que, sin disponer de la llave o la combinación, el perno se levante liberando al arco y por tanto abriendo el candado.

Como siempre os recordamos que según la calidad que tenga el candado esto será posible o no, ya que precisamente la labor de los fabricantes de candados consiste en evitar a toda costa que estos métodos que vamos a explicar sean funcionales, y ellos llevan décadas en el sector. Vamos en primer lugar con los métodos para abrir candados de llave.

Cómo abrir un candado sin la llave

Si queremos abrir un candado del cual hemos perdido la llave, casi irremediablemente tenemos que irnos a un método de ganzúa, ya sea profesional (más abajo os damos varias opciones muy económicas de las que disponemos) o casera mediante clips. En ambos casos necesitaremos tener cierta habilidad y tacto con las manos, y en el caso de los clips necesitaremos además que el candado sea de gama baja.

Otro método que funciona con pocos candados pero que nos puede sacar de un apuro si con el nuestro funciona es el de hacer un bypass del perno a través del arco, que explicamos más al final. Vamos a explicar detalladamente los 3 métodos comentados:

Usando ganzúas

Tutorial para abrir un candado con una ganzúaSe trata del método profesional para forzar un candado si no disponemos de la llave y queremos dejarlo intacto. Y pese a lo que se piensa mucha gente, es bastante más sencillo y asequible para cualquier persona que otros métodos más complicados y que además requieren de romper el candado.

Adquirir un juego de ganzúas es algo muy sencillo y barato. Aquí os dejamos 3. El primero es el más asequible y con el que abriremos la mayoría de los candados de gama media y baja. El segundo es más avanzado y de uso profesional, con el que pocas cerraduras se nos resistirán, sobre todo si tenemos la maña necesaria. Y el tercero es de uso profesional avanzado, con un precio al alcance de pocos pero con el que casi ningún candado del mercado se nos resistirá.

Además, si quieres practicar la apertura de candados, ya sea mediante ganzúa o mediante el uso de los clips que mencionamos más abajo, te recomendamos este juego de candados transparentes con el que poder mejorar tus habilidades, aunque el primero de los sets de ganzúas que hemos indicado ya viene con un par de cerraduras transparentes.

EN OFERTA
LUWANZ 7pcs Cerradura de transparente para práctica Cerradura de formación para cerrajero Candado de transparente de...
  • Cerradura transparente completa.Siete juegos contienen el primer cerrojo AB, cerradura Kabbah de boca plana, cerradura creciente, candado de palabra, cerradura de hoja, cerradura cruzada, cerradura Tau, adecuada para principiantes y uso avanzado.
  • Todos los bloqueos son de bloqueo transparente, fácil de observar los cambios en la estructura de la cerradura, comprender el principio de desbloqueo para aprender a desbloquear tan rápido.
  • Un juego, ayuda actualización de tecnología: El cilindro de siete piezas de este conjunto lo organizamos a medida que avanza de fácil a difícil, y puede aprender a desbloquearlo en el siguiente orden para aumentar fácilmente sus habilidades de desbloqueo al nivel profesional. Secuencia de aprendizaje: bloqueo Tau AB, un candado de palabra, bloqueo de palabra Tau, bloqueo cruzado, bloqueo de Kaba de boca plana, bloqueo de media luna, bloqueo de hoja.
  • Carcasa de bloqueo para el material acrílico, alta transparencia, gran estabilidad, núcleo de bloqueo de cobre puro no es fácil de oxidar, anticorrosión resistente al desgaste. 7 llaves de mano, superficie lisa.
  • Siete tipos de cilindro de bloqueo pueden estimular tu entusiasmo por aprender, entrenar para desbloquear pasatiempos, también es adecuado como regalo para amigos y familiares.

A continuación tienes un vídeo en el que puedes observar lo sencillo que supone abrir un candado con unas ganzúas en pocos segundos:

Usando dos clips

Como abrir un candado con dos clipsSi no tienes acceso a ganzúas porque te urge o no tienes presupuesto para comprarte unas como las que te comentamos más arriba, la opción barata es la de los dos clips.

Es el método quizás más simple que encontrarás en Internet y que sólo aplica candados bastante básicos como aquellos fabricados en latón de toda la vida. Si tu candado es algo más grande y complejo olvídate de usar un clip ya que no conseguirás nada.

Aquí tienes un vídeo que lo explica:

Bypass del perno desde el arco

Aunque suene muy enrevesado o técnico, esta técnica consiste en introducir un material flexible pero resistente, como por ejemplo una lámina fina de latón curvada con la forma de la superficie del arco y, deslizándola hacia el interior del candado, lograr empujar al perno fuera del arco para que lo libere. Esto lo podemos hacer con hojalata proveniente de una lata, por ejemplo, o con la tapa de un bote de pintura, que suele ser de hojalata algo ligeramente más gruesa.

Con un vídeo se explica mucho mejor, así que ahí va:

Cómo abrir un candado de combinación

En este caso dependemos principalmente de varios factores que determinarán si podremos o no abrir un candado con clave sin disponer de la misma:

  • La calidad del candado. Hay candados con medidas de seguridad como alarmas y sistemas de bloqueos que impiden que el método de prueba y error funcione en ellos. Además, en algunos de gama baja podemos llegar a sentir levemente cómo se mueve el perno al colocar un dígito en posición correcta cosa que no pasa si el candado tiene cierta calidad.
  • La marca del candado. Cada marca tiene ciertas peculiaridades que hacen que algunos métodos puedan variar en unos y en otros. No es lo mismo abrir un candado de combinación Master Lock que uno CISA, por poner un ejemplo.
  • El número de combinaciones. Como es lógico, a mayor número de combinaciones posibles, más tiempo nos llevará conseguir abrir un candado probándolas todas.
    • Candado de 3 dígitos: 1.000 combinaciones (fácil).
    • Candado de 4 dígitos: 10.000 combinaciones (difícil).
    • Candado de 5 dígitos: 100.000 combinaciones (dificultad legendaria, desbloqueas logro si lo consigues).
    • Candado de 2 letras: 676 combinaciones (fácil).
    • Candado de 3 letras: 17576 combinaciones (muy difícil).

Antes de nada decirte que, si buscas un buen candado que sea difícil de abrir, en nuestra página sobre candados con combinación encontrarás los mejores modelos del mercado y una completa guía para no equivocarte a la hora de elegir.

Método de prueba y error

El primer método para abrir estos candados, sencillo y obvio como su propio nombre indica, consiste en probar una a una todas las posibles combinaciones que el candado puede emplear. Esto lo hacemos normalmente en orden ascendente como si de una cuenta se tratase. En el caso de un candado de 3 dígitos, por ejemplo, empezaríamos por el 000 y giraríamos la tercera rueda hasta llegar al 000 de nuevo. Si ninguno abre, pasaríamos al 010, y de nuevo moveríamos la tercera rueda hasta que llegue al 0. Luego al 020, y así sucesivamente.

Esto debemos hacerlo a ser posible ejerciendo una ligera presión en el arco del candado, de manera que en caso de pasar por la combinación correcta en algún momento, este se abra.

Si encontramos una posición cómoda con los dedos en la cual sostengamos bien el candado haciendo una ligera presión en el arco mientras con el resto de dedos giramos bien las ruedas de los dígitos, este proceso no nos llevará mucho rato. Aproximadamente unos 5-10 minutos para probar las 1000 combinaciones de un candado de 3 dígitos.

Método al tacto y bloqueo

Algunos candados de combinación, especialmente de gama baja, pueden abrirse descubriendo una a una cuáles son las posiciones de cada rueda. Esto se debe a que, cuando la rueda está en posición correcta y ejercemos presión en el arco en el sentido de apertura del candado, la rueda se bloquea o notamos una cierta dificultad para girarla.

Probando uno a uno los dígitos del candado y viendo qué dígitos nos impiden el movimiento de la rueda, podemos llegar a adivinar la combinación correcta que libera el candado. En este vídeo queda muy bien explicado:

A continuación hablaremos de métodos para romper candados. Estos métodos también nos pueden servir en la mayoría de los casos para forzar un candado de combinación.

Cómo romper un candado

Pasamos a la segunda parte de la guía dónde entramos a desgranar los métodos para romper candados que sí son destructivos y que por tanto lo dejarán, casi con total probabilidad, inutilizado. Recuerda que, en la medida de lo posible, siempre es mejor utilizar uno de los métodos antes mencionados ya que no destruyen ni deterioran el candado.

Los métodos detallados a continuación son válidos tanto para candados de llave como para abrir candados de combinación.

Mediante una cizalla

Como romper un candado con unas cizallasEl método más obvio y sencillo pero que curiosamente mucha gente pasa por alto a la hora de forzar un candado. La cizalla ataca a uno de sus puntos débiles: el arco. Y en los casos en los que el candado es de cable se vuelve incluso más sencillo.

La posibilidad de utilizar una cizalla dependerá de 2 factures:

  • La calidad del candado. Normalmente el grosor y la composición del arco nos determina si podemos o no usar una cizalla.
  • La calidad de la cizalla. Dependiendo de la cizalla que escojamos podremos o no abrir determinados candados.

A continuación os dejamos 3 modelos de cizalla que os recomendamos. De menor a mayor precio y por tanto de menos a mayor calidad. La primera es de 450mm, la segunda de 600mm y la tercera de 900mm con una capacidad de corte máxima de 160Kg por mm2 a 10mm Ø: suficiente para romper la gran mayoría de candados de gama media del mercado.

Y si lo que buscas es una cizalla que te abra cualquier tipo de candado, incluso industrial, te recomendamos probar esta Record T936H de 915mm. Abre cualquier candado:

Record T936H - Cortavarillas con mango forjado, 915 mm
  • Mangos forjados de apertura regulable de alta resistencia-Corte Central
  • Cada mordaza se ha tratado con calor de forma progresiva para proporcionar un ángulo de corte penetrante y un cuerpo resistente
  • La acción combinada ofrece una fuerza de 80 libras por cada libra de fuerza aplicada a los mangos
  • Mangos de acero forjados
  • Los topes de seguridad evitan que los dedos se queden atrapados

Mediante un taladro

Con un taladro podemos destruir los pernos que permiten la apertura del candado de una manera relativamente sencilla. Para ello necesitaremos un taladro con suficiente potencia y una broca de acero, por ejemplo de 3mm. En el vídeo explicativo podemos ver cómo rompemos un candado usando esta broca y un taladro de 12V.

Debemos taladrar en el punto exacto donde el cilindro se cruza con los pernos que bloquean la cerradura y hacerlo de manera longitudinal en dirección hacia el arco. Es decir, donde se cruza la ranura de la llave cuando el candado está abierto, en el exterior de esas circunferencia (si no queda del todo claro, en el vídeo se explica mucho mejor).

Como precauciones a emplear:

  • Debemos sujetar firmemente el candado para que no se mueva lo más mínimo.
  • Debemos tener mucha precaución especialmente el comienzo del taladro ya que la broca tenderá a moverse más hasta que haya hecho un poco de agujero y quede firme.
  • Debemos protegernos, especialmente la mano que sujeta el candado con un guante y los ojos con gafas ya que pueden saltar esquirlas y virutas metálicas.

A continuación te dejamos varios modelos de taladros con los que puedes abrir todo tipo de candados. Desde el primero y más económico, hasta el más profesional. Todos ellos muy útiles no solo para romper candados sino para todo tipo de manualidades y tareas de bricolaje.

Mediante una sierra

Con la sierra adecuada y un poco de paciencia podemos romper un candado por uno de sus puntos más débiles: el arco. Para ello debemos contar en primer lugar con la herramienta adecuada. Aquí os dejamos varios ejemplos de sierras con los que poder romper un candado, de menor a mayor calidad:

Sobra decir que, cuanta mayor sea la calidad del candado, más complicado será romperlo mediante una sierra. Los candados de seguridad suelen tener materiales más resistentes que no pueden ser rotos con cualquier sierra y grosores de arco mayores lo que nos dificultarán mucho esta tarea.

Usando dos llaves inglesas

Romper candados con llaves inglesasUno de los métodos más empleados y más virales de internet que podemos ver en muchos vídeos. Y es que casi todo el mundo dispone de 2 llaves inglesas en casa, por lo que no suele requerir de un desembolso previo. Y la verdad es que suele funcionar muy bien especialmente si te preguntas cómo abrir un candado pequeño o de poca calidad, sobre todo si tenemos una cierta fuerza con los brazos.

El método consiste en introducir una punta de cada llave inglesa tocándose ambas dentro del arco del candado, formando las puntas una especie de “W”, y las llaves inglesas formando un ligero ángulo con forma de “V”. Una vez dentro, giramos las llaves inglesas “cerrándolas” de manera que las puntas de éstas tienden a abrirse y ocupar mayor espacio. Esto hace un efecto palanca en la parte más débil del arco del candado que tenderá a abrirse.

Normalmente el arco no se rompe, pero sí lo hace el cuerpo del candado, que salta justo en el punto donde el arco se introduce en él. Aquí suele haber poco material y por tanto es el punto más débil del candado.

A continuación tenéis un vídeo donde se explica detalladamente este método. Recordad que con candados de cierta calidad probablemente no sirva y tendréis que recurrir a métodos más invasivos como los anteriormente explicados con taladro o con cizallas.

Como apunte técnico indicar que no son llaves inglesas, sino llaves fijas. Las llaves inglesas son las que tienen una rueda para graduar su apertura. Lo hemos denominado así ya que es como común ( y erróneamente) se le conoce.

Otros métodos

Existen muchos más métodos para abrir y romper candados pero menos empleados y bastante más complicados que los que hemos explicado hasta ahora. Hemos intentado mostrar aquellos que cualquier persona en su casa puede llevar a cabo sin excesiva complicación.

A continuación enumeramos algunos de esos otros métodos que simplemente mencionaremos pero en los que no entraremos en materia.

  • Altas y bajas temperaturas. Se puede abrir un taladro sometiéndolo a muy altas o muy bajas temperaturas mediante nitrógeno líquido.
  • Mediante corrosión. Se puede romper un candado aplicándole sustancias corrosivas como ácidos.

Cómo evitar que abran tu candado

A continuación vamos a comentar algunos consejos (algunos más obvios, y otros menos) para evitar que nuestro candado, ya sea de combinación o de llave, sea abierto por alguien malintencionado.

  • Utilizar candados de seguridad o con alarma. La primera medida de seguridad es, como no podía ser de otra manera, disponer de un candado seguro. Cuanto mejor sea nuestra candado, menor es el abanico de técnicas disponibles para romperlo. En nuestra web contamos con un amplio catálogo de candados seguros y del tipo candado con alarma. Todos ellos nos aportan un extra en seguridad ya sea por la dificultad de abrirlos o por la alarma que saltará en caso de ser forzados.
  • No tener puntos débiles. Con esto nos referimos principalmente a las combinaciones que se efectúan a veces de candado+cadena. Muchas veces utilizamos para cerrar algo un candado de gran calidad que cierra una cadena de baja calidad. Por mucho que el candado sea bueno, si la cadena no lo es será muy sencillo romper la cadena con una cizalla y abrir el conjunto. Por tanto debemos tener mucho cuidado con estas combinaciones, tan empleadas para puertas y bicicletas.
  • Utilizar cerraduras electrónicas. Las cerraduras electrónicas pueden ser un buen sustituto de un candado en muchos casos. Su uso cada vez está más extendido y presentan ciertas ventajas muy interesantes. Si te interesa saber más, visita nuestro post con las mejores cerraduras electrónicas.
  • No utilizar contraseñas sencillas. En el caso de los candados de combinación, debemos evitar a toda costa las combinaciones correlativas como “1234” y las repetitivas como “5555”. Si el candado lo utilizamos dentro de un ámbito que nos es familiar y sabemos que personas que nos conocen bien pueden acceder a él fácilmente, también deberemos evitar contraseñas obvias como por ejemplo nuestra fecha de nacimiento.

Un truco para tener una contraseña sencilla pero complicada de descifrar es utilizar una fecha y darle la vuelta. Si por ejemplo tu año de nacimiento es “1976”, puedes emplear “6791”. En cualquier caso busca cifras que no resulten obvias para nadie.

Algunos consejos finales

Estos consejos probablemente deberían ir al principio, pero damos por supuesto que si has llegado a este post es porque ya has pensado en ellos y no pueden resolverte tu problema.

En cualquier caso y, como la esperanza es lo último que se pierde, vamos con algunos consejos que pueden conseguir que no necesites recurrir a ninguno de los trucos hasta ahora mostrados para liberar tu candado, sea del tipo que sea.

Recurre al servicio técnico

Las marcas de candados, y especialmente aquellas con más nombre y calidad, suelen disponer de servicio técnico para todos sus productos. Si puedes acreditar la pertenencia de un determinado candado, puedes recurrir a esta garantía para solicitar que te abran tu candado en caso de descuido.

Algunos candados, además, disponen de un número de identificación y la posibilidad de registrarlo online una vez lo compramos para así poder acreditar su pertenencia y poder disponer más cómodamente de este Servicio de Atención al Cliente. Infórmate de si tu candado dispone de estas características y en caso afirmativo aprovéchate de ello. Puede ahorrarte más de un problema.

Recurre a un cerrajero

El último recurso, nuestro botón rojo de “usar solo en caso de emergencia”. Si necesitamos sí o sí romper o abrir un candado y ninguna de las alternativas hasta ahora mostradas nos permiten conseguirlo, tendremos que recurrir a los servicios de los profesionales cualificados para ello, que en este caso son los cerrajeros.

Un buen cerrajero nos asesorará sobre cómo podemos abrir nuestro candado y lo hará en caso de ser posible. Como pega del método, obviamente tendremos que desembolsar una cantidad de dinero a un sector profesional que no suele ser precisamente barato, al menos si los reclamamos de urgencia. En cualquier caso, si la necesidad apremia no tendremos otra alternativa posible.


Y hasta aquí nuestra guía completa para romper o abrir candados. Esperamos que haya resuelto tu problema y si tienes cualquier duda al respecto o un método que crees que deberíamos haber explicado y no lo hemos hecho no dudes en hacérnoslos llegar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *